Cuál es el futuro de la NF?

La NF1 se caracteriza por una expresividad muy variable, tanto intrafamiliar como interfamiliar.

Así, los miembros afectados de una misma familia y, por tanto portadores de una mutación NF1 idéntica, pueden presentar síntomas diferentes. De la misma forma, pacientes con NF1 no relacionados manifiestan la enfermedad con niveles de afectación clínica muy diferentes. Es importante tener en cuenta que la NF1 es una enfermedad progresiva aunque evoluciona de una forma impredecible.

Tenemos que ser muy optimistas al vista de los últimos acontecimientos, se ha terminado de descubrir el genoma humano, ya está el código genético completo, estamos viendo los primeros ensayos clínicos con material genético para reducir los melanomas, aunque está en fase experimental. Posiblemente cuando se resuelva el problema de los vehículos que tienen que introducir el material genético modificado dentro de los tejidos, también se consigan avances en los tratamientos de otros tipos de tumores.